Quémenme

 

 

Cuando no quiera darme cuenta

de lo fácil de quedarme estúpido

o jugarme al póquer como el perro que soy;

cuando no quiera hamacarme y caer

después de la paliza,

consigan un frasquito con alcohol

-no hace falta ostentar, menos conmigo-

roben mi encendedor, que ya es robado

y denme fuego como si fuera un árbol

que no da frutos hace muchos veranos.

 

Háganme llamas y no piensen en bonzo

-no protesto lo injusto

no pretendo la admiración ni el oprobio por una fe oriental-.

 

 

Achicharren mis ropas y no piensen en Juana,

porque nunca fui al arco ni defensor de Francia.

Quémenme como el fuego que se esparció en Australia.

 

Que sea una pira viva o un fueguito acostado

ya me va a dar lo mismo,

lo que importa es lo raro

de saberme encendido, de sentirme incendiado

por propias llamaradas.

 

Quémenme como paja o como a leño hachado

con técnicas de scout

o como un simple vago

que incinera una lata.

 

Y no quieran ponerme ese chaleco

No me gustan sus mangas con las cintas

que se llevan hacia atrás mis manos

pero no mis ganas de abrazarte.

 

Prefiero que me quemen

y que el viento se encargue del resto.

Anuncios

~ por Alejo Salem en marzo 16, 2011.

7 comentarios to “Quémenme”

  1. estupendo!
    el poema transcurre como una línea de gas a la que se ha tirado un fósforo encendido y revienta en ese final, maravilloso:

    “Prefiero que me quemen

    y que el viento se encargue del resto.”

    como a mí me gustan!
    un abrazo grande

  2. Que te queme el fuego intenso en ese día. Que el viento te lleve y deje tus cenizas sobre el mundo que sembraste.

    Increíble amigo. Como siempre cautivando

  3. Purificador.
    “roben mi encendedor, que ya es robado”

    Si lo llega a leer algún amigo mío, se muere.

    Acaso tenemos vedada la adquisición de estos artefactos en un kiosko, abonando el importe requerido, como Dios manda?

    Grande, Salem.
    Abrazo!
    Manuel.

    • Manu, me carcome la duda… Tu amigo ¿es kioskero o policía?

      Abrazo.

      • Jejejeje!!! Ni Kioskero ni poli!!! Sólo es una de mis víctimas frecuentes.
        Por qué me robás siempre los encendedores? Suele decirme…

        No sé, no sé, no sé.

        Salú!
        Manuel.

  4. loco,esto está zarpado de bueno, tienen mucho ritmo tus poesías, y un sonido muy llevadero, es decir, me envolvió la musicalidad. ademas de la lírica que es este caso es muy decididamente digna. t felicito loco!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: